CRIPTOMONEDAS Y EL BLANQUEO DE CAPITALES

CRIPTOMONEDAS Y EL BLANQUEO DE CAPITALES

En la actualidad existen unas 4.000 criptomonedas en el mercado, de las cuales la más conocida es el bitcoins. De hecho, grandes corporaciones como Google y Facebook han presentado recientemente el lanzamiento de su propia moneda. El bitcoin no para de subir su cotización, lo que ha atraído el interés de los inversores, pero no es noticia sólo por eso.

Satoshi Nakamoto, tras la crisis bancaria y su desconfianza en dichas entidadesle llevó a intentar crear una moneda que escapara del control de los países y bancos. Conceptualmente no es tan distinto a la manera de funcionar del dinero actual, donde muchos pagos se hacen por transferencia/bizum/tarjetas, y se anotan en cuentas corrientes sin movimiento de dinero físico. La invención de Satoshi sería una moneda que iba a estar formada únicamente por BITS, en la red, en todo el mundo y sin soporte físico.

Las criptomonedas son monedas virtuales que utilizan la tecnología blockchain (secuencia de bloques) y utiliza el Pear to Pear, es decir, par a par. Así, cuando una persona desea realizar un pago con criptomonedas, su petición es elevada al sistema, y es el propio sistema, es decir, los usuarios de la red, los que validan esa transacción y confirman el pago. Ninguna entidad bancaria ni gobierno comprueba que el dinero existe en la cuenta del pagador y valida la operación, que es como ocurre con el dinero común (fiduciario). Son las personas, las que deseen participar las que validan la operación. Es un sistema basado en la democracia, de forma que, si la mayoría aprueban la operación, esta se confirma y se realiza. De ahí la gran volatilidad que puede llegar a tener esta moneda, incluso generar una cierta desconfianza por parte de los usuarios. Está en todo el mundo, no en un servidor central y es imposible de falsificar o de retroceder una transacción ya validada.

Además de la escasa regulación tributaria que existe sobre el asunto, las criptomonedas gozan de una particularidad, que es el anonimato de las transacciones. Solo es necesario un usuario y una contraseña. De la misma forma que para poder enviar información, un usuario con una cuenta de email puede mandar información, con las criptomonedas, con un simple usuario y contraseña podemos enviar dinero. Es como el dinero efectivo, que le pertenece a quien lo tiene, ya que los billetes no son nominativos.

Estas monedas virtuales se pueden adquirir de tres vías. La primera de ellas es de una manera originaria, lo que se conoce como actividad de minería. Se trata de descifrar el algoritmo necesario para conseguir subir un bloque al libro mayor existente en toda la red y el cual es público, y de esa forma, ganar una recompensa en bitcoins.

Otra forma de adquirir criptomonedas es una adquisición derivativa, es decir, en el mercado (como comprar divisas) a través de exchange, ewallet o cualquier trade platform (plataforma de transacciones electrónicas) y adquirir las mismas con una finalidad especulativa, o simplemente, para mantenerla en cartera.

Por último, la finalidad para la que fueron creadas las criptomonedas, como medio de pago. Es decir, nada impide, si ambos están de acuerdo, que un empleado reciba su salario en criptomonedas.

Sea cual sea la forma de adquirir las criptomonedas, es una herramienta muy utilizada actualmente para blanquear dinero. De hecho, las ultimas noticias nos indican que cada vez es menos el dinero efectivo el utilizado por los delincuentes como medio de cobro de sus actividades, por los riesgos que conlleva y la dificultad de blanquear y de movimiento.

Las criptomonedas, además del anonimato, permite mover dinero de una manera muy rápida a través de todo el mundo y con bajo riesgo de robo: es una caja fuerte que no está físicamente en ninguna parte.

A pesar de que existe una regulación cada vez más exhaustiva para intentar controlar las criptomonedas como lavado de dinero, si es cierto que la regulación tributaria y contable es bastante escasa en España. Recientemente grandes carteles de México han sido apresados por intentar blanquear dinero procedente de actividades delictivas a través de criptomonedas, aquí se han visto implicadas, tanto la Europol como la guardia civil, DEA, etc.

Los sujetos obligados en prevención de blanqueo de capitales, deben de tener una especial atención para aquellas operaciones que puedan ser utilizadas bajo el anonimato, de manera que deben aumentar su control. Para ello es necesario un análisis de riesgo previo, e implantar las medidas de KYC (conoce a tu cliente).

También, recientemente, con la transposición de la V Directiva al ordenamiento jurídico español, se han incorporado nuevos sujetos obligados a la prevención de blanqueo de capitales: los proveedores de servicios de monedas virtuales. A nadie se le escapa la necesidad de una mejor regulación y el especial interés que tienen los gobiernos en controlar estas monedas, que son utilizadas como medio de blanqueo de capitales. Una cosa es cierta, el concepto de dinero como medio de pago está en constante evolución.

Rubén José Rodríguez Hernández

Profesor de fiscalidad y blanqueo de capitales de la Universidad Europea de Canarias

Experto externo prevención blanqueo de capitales

Auditor Censor Jurado de Cuentas y socio de SQ Asesores Abogados Auditores 

Inblac

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 + 6 =