Blanqueo de Capitales. La criptomoneda.

Blanqueo de Capitales. La criptomoneda.

De alguna iremos juntos, si ambos creemos en ello”. Esta frase escrita por un poeta anónimo a su amor apasionado en Internet servirá de enlace al artículo de hoy.

La criptomoneda o criptodivisa (del inglés cryptocurrency) es uno de los medios digitales de intercambio que más ha dado que hablar durante los últimos años, ha pasado de ser algo extraño y de uso exclusivo, a ser algo que poco a poco va introduciéndose en la sociedad incluso para recibir donaciones a campañas de implicación social.

La criptomoneda descentralizada es medible (por número), es cuantificable (por cantidad), es valorable (se establecen precios de cambio que ambas partes aceptan) y es operable (se pueden hacer transacciones con ella como medios de cobro o pago).

Desde su origen el que la criptomoneda descentralizada no sea emitida por un banco y que, por tanto, no tenga un respaldo, garantía ni fuerza legal y que, a su vez, permita que sus transacciones sean prácticamente anónimas ha permitido que su uso esconda el movimiento de fondos fruto del desarrollo de actividades ilegales como el tráfico de drogas, de seres humanos, estafas, blanqueo de capitales y otras.

Independiente de los riesgos que uno corre al entrar en el mundo de la criptomoneda, por ejemplo, uno de ellos puede ser que sus datos sean hackeados por un pirata informático, otro riesgo se produce debido a que los pagos realizados en criptomonedas son irreversibles y por tanto se está expuesto a ser objeto de fraudes, engaños y  estafas.

Quizás el mayor riesgo diario al que se enfrenta alguien que desea tener su dinero en esta moneda, se encuentra en lo que se conoce como “votabilidad” (frecuencia e intensidad de los cambios del precio de un activo), la moneda no tiene un tipo de cambio estable y tiene picos altos y bajos incluso en el mismo día que no garantizan que una inversión realizada y desee mantenerse como activo a medio o largo plazo pueda considerarse como segura.

Mencionamos al principio la frase “De alguna iremos juntos, si ambos creemos en ello”. Eso es aplicable también en el mundo de la criptomoneda. Sólo cuando ambas partes del proceso creen y aceptan la forma y modo de funcionar, asumiendo los riesgos mencionados, entonces “van juntos” en ese mundo anárquico y descentralizado, actualmente en auge. Pero no olvides, algunos necesitan tu dinero para poder blanquear a buen precio el suyo.

 

Juan Ramón Gómez

Experto en Prevención de Blanqueo de Capitales.

MORERA ASESORES & AUDITORES miembro de IECnet.

Todos los derechos reservados. No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.

Inblac

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

58 − 48 =